• Atardecer romántico •

© Candidman

Hay atardeceres románticos,
hay campanas de tín-tan armonioso,
dulce trinar de aves que son cánticos,
viento puro y hermoso.

Todo esto y tú,
me inspiran para escribir,
escribir en tul,
tul con colores vivos para lucir.

Del atardecer,
tomo los rayos del sol,
para siempre tener
tu sonrisa de amor.

De las campanas de tín-tan armonioso,
sus sonidos sin igual,
para estar siempre cariñoso
con mi amor sin rival.

Del dulce trinar de aves que son cánticos,
sus dulces melodías,
para estar junticos
como todos los días.

Del viento puro y hermoso,
su inigualable suavidad,
como la de tu pelo sedoso,
del cual no hay variedad.

Y de ti,
lo blanco de tu alma,
para estar junto a ti,
como con el mar está la calma.

 

¡Siempre estás en mí!

 

Autor: Jorge Espinosa de los Monteros
Julio 25, 2003.

 

Anuncios