• Primera medalla para México, bronce en sincronizados •

© Candidman

Las clavadistas Paola Espinosa y Tatiana Ortíz ganaron el martes la primera medalla de México en los Juegos Olímpicos al terminar terceras en los clavados sincronizados desde plataforma de 10 metros.

Las chinas Wang Xin y Chen Ruolin se llevaron la medalla de oro, y las australianas Briony Cole y Melissa Wu la plata.

La pareja china sumó 363.54 puntos, las australianas lograron 335.16 y las mexicanas 330.06, con lo que se llevaron el bronce.

Espinosa y Ortíz arrancaron con dos saltos fallidos que les hundieron en el último lugar, con las chinas dominantes en el imponente Cubo de Agua.

Pero en el tercer intento, las mexicanas tuvieron una zambullida casi perfecta en la que cosecharon 77.76 puntos, sólo superadas por las chinas con 79.20, y con ello escalaron de golpe al tercer lugar, que por entonces era garantía de bronce.

Alentadas por un “México, México”, que bajaba desde las tribunas con unos 200 aztecas diseminados, Espinosa y Ortíz volvieron a la plataforma, se tocaron las manos como deseándose suerte y se lanzaron otra vez al agua dulce con sabor a gloria.

“Ohhhh”, exclamó entonces todo el estadio por la armonía de esa pirueta que consolidó a las mexicanas terceras con 246.42 puntos, mientras que las australianas estaban al alcance de sus saltos con 247.44.

Restaba un último esfuerzo: ambas suspiraron profundo, Espinosa se acarició la cara, Ortíz dio la orden y el agua las recibió, para devolverlas al podio.

 

© Candidman

 

© Candidman

 

© Candidman

 

© Candidman
Agosto 12, 2008.

 

Anuncios