• Nunca te darás cuenta •

© Candidman

Nunca te darás cuenta
cuanto te amo en realidad,
el sólo hecho de estar a tu lado
me llena de paz y reconforta mi ser.

Se me olvidan las penas,
eres bálsamo para mis heridas
provocadas incluso por ti,
por tu desinterés constante.

Sé que no quieres escuchar
que te hable yo de amor,
buscas simplemente compañía
para desahogar tu interior.

Esto no es cariño como tu dices,
mucho menos se le puede llamar amor,
es tan sólo la cruel costumbre
de no pasar sola tus noches.

Si lo sabré yo que he sido compañía
en tantas de ellas a tu lado,
en las cuales poco a poco
de ti me fui enamorando.

Pero esta noche es diferente,
muy diferente a las demás,
porque hoy no te amo más,
el cariño ahora está ausente.

Yo nací para amar,
para ser por alguien amado,
y tú no te prestas para ello,
sólo tu bienestar te interesa.

Así no puedo continuar,
nuestra relación ha terminado
su ciclo ha concluido
y cada uno deberá partir en paz.

Seguramente el sabio destino
nos tiene preparados mejores momentos,
más gratas y apreciadas compañías,
nuevas personas que en verdad nos amen.

Ruego al Creador por tu felicidad
que su protección y guía te acompañen,
que tus sueños e ilusiones se cristalicen
y que seas feliz toda tu vida amada mía.

Autor: Jorge Espinosa de los Monteros
© Candidman
Octubre 22, 2005.

 

Anuncios